Columna de opinión en elquintopoder.cl “Inclusión de mujeres con discapacidad en Chile”

Les dejo el link de mi primera columna en la comunidad virtual El Quinto Poder.

La columna se denomina “Las mujeres con discapacidad en Chile y la inclusión

De todas maneras les dejo acá el artículo completo. Saludos!

———-

Estudiantes con Discapacidad de la Universidad de La Frontera. Año 2009

Estudiantes con Discapacidad de la Universidad de La Frontera. Año 2009

Hoy se celebra el Día Internacional de la Mujer como acto simbólico de la valoración femenina y la defensa de su rol en la sociedad en igualdad de condiciones. En 1981 entra en vigor la Convención sobre la eliminación sobre todas las formas de discriminación contra la mujer, de la ONU, donde se condena cualquier acto de discriminación contra la mujer, sobre la base de la igualdad del hombre y la mujer, de los derechos humanos y las libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural y civil o en cualquier otra esfera.

Recientemente (y digo recientemente porque en realidad solo llevamos 7 años de convención) en el año 2006 se aprueba la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, la cual reconoce que las mujeres y niñas con discapacidad suelen estar expuestas a un riesgo mayor, dentro y fuera del hogar, a violencia, lesiones o abuso, a abandono o trato negligente, malos tratos o explotación. Cabe agregar que también estamos más expuestas a tratos discriminatorios en distintas áreas sociales y culturales.

Chile ratifica su participación como Estado parte de esta convención el año 2008,adquiriendo, entre otros compromisos, la responsabilidad de asegurar el acceso de las personas con discapacidad, en particular las mujeres y niñas y las personas mayores con discapacidad, a programas de protección social y estrategias de reducción de la pobreza.

De acuerdo al primer (y hasta ahora sigue siendo el último) Estudio Nacional de la Discapacidad en Chile (ENDISC) del año 2004, que por cierto fue antes de la adopción de la convención, en nuestro paíss e estima que hay aproximadamente 12,9% de personas con discapacidad, de los cuales el 41,8% corresponde a hombres y el 58,2% a mujeres, lo cual es una cifra alarmante (16,4 puntos porcentuales de diferencia) considerando que la proporción general de hombres y mujeres en el país alcanza una cifra de 49,5% y50,5% (sólo un punto porcentual de diferencia) respectivamente a nivel general.

Podemos atribuir esta considerable proporción de mujeres con discapacidad a factores como la falta de servicios de salud, falta de seguridad en los lugares de trabajo y, lamentablemente, a la violencia de género. Hay que agregar que esto se puede explicar dada las mayores expectativas de vida de las mujeres que los hombres, entendiendo que la discapacidad también es mayor en la etapa de la tercera edad.

Centrándonos en dos aspectos sociales relevantes para la movilidad social, que son educación e inserción laboral, del mismo estudio se obtiene que en Chile un 27,5% de la población total se encuentra estudiando y esta cifra sólo alcanza al 8,5% en las personas con discapacidad, cifra que realmente debe ser considerada al momento de diseñar e implementar políticas públicas. Y no se trata sólo de generar integración escolar, sino que además de entregar herramientas de calidad a todo el estudiantado, incluyendo a los estudiantes con algún grado de discapacidad.

De las personas con discapacidad, el 53,3% de los hombres estudia, mientras que el 46,7% de las mujeres realizan actividades educacionales. Con esto queda más que claro que las mujeres con discapacidad tienen y han tenido menores oportunidades de acceder a la educación, ya sea especial o regular, muchas veces porque desde las mismas familias se pretende proteger a sus integrantes mujeres con discapacidad o porque lisa y llanamente se vislumbran menos posibilidades de productividad a futuro y se relegan a actividades netamente domésticas.

Consecutivamente podemos apreciar qué sucede en el ámbito laboral: en la población total el48,1% realiza un trabajo remunerado, mientras que sólo un 29,2% realiza esta actividad en la población con discapacidad. De este casi treinta por ciento activo laboralmente, el 61,3% corresponde a hombres y el 38,7% a mujeres. Es lógico pensar que mientras las mujeres con discapacidad y en general todo el colectivo, sigan siendo excluidas y excluidos del sistema educacional regular, es menos probable que se puedan integrar exitosamente en el ámbito laboral.

Sin embargo, para la mayoría de las personas con discapacidad que intentamos desenvolvernos socialmente, integrándonos educativa y laboralmente, nos encontramos con una serie de obstáculos ya sea de índole social, actitudinal, familiar, empresariales y hasta personales. Las barreras físicas, ya sea en infraestructura, transporte y recursos técnicos nos dan de cara con el problema de la falta de concientización en relación a la generación de leyes y políticas públicas eficientes donde todos somos responsables de generar espacios inclusivos y cumplir con las normativas desde lo básico: la accesibilidad al entorno físico y a la información.

Conozco a muchas mujeres con discapacidad, la mayoría personas fuertes, inteligentes y por sobre todo, con enorme resiliencia para afrontar las problemáticas a las que nos vemos afectas y la capacidad de sobreponerse y enfrentar cotidianamente desde mínimos a tremendos actos discriminatorios. Creo que se ha avanzado muchos desde este estudio del año 2004, sin embargo falta aún más para lograr una inclusión efectiva. Si queremos ser un país desarrollado, eso no se logrará midiendo cuánto es nuestro ingreso económico como país, sino cómo nuestro país es socialmente, cómo integra a las personas con discapacidad, entre otros grupos vulnerables, desde la adaptación de todas las calles con rampa, con difusión de información en braille y lengua de señas, hasta lograr una vida de calidad e independiente de personas con discapacidad, rompiendo con los estereotipos típicos, que es lo que sí ocurre en verdaderos países desarrollados.

Anuncios

Una respuesta a “Columna de opinión en elquintopoder.cl “Inclusión de mujeres con discapacidad en Chile”

  1. Jimena muchas felicitaciones por tu nota sobre la “INCLUSIÓN DE MUJERES CON DISCAPACIDAD EN CHILE”… sobre todo por la forma en que nos describiste a todas las mujeres que vivimos con una discapacidad… gracias! y ten por seguro que tú eres un ejemplo para muchas!

    Cariños

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s